martes, 28 de abril de 2009

PERDIDOS (historias con aroma)


Lunes 4 de la tarde; como viene siendo habitual, viene noe o la recojo yo para echar un café.
Vamos hacia el coche y me pregunta: ¿dónde lo vamos a tomar hoy?" y le contesté que sería una sorpresa improvisada. Nos gusta buscar aldeas peculiares y tomarnos un café en el bar más ancianil que encontremos... Ayer tiré para indagar por Ermita Nueva.
Nada más coger el cruce y empezar a subir la cuesta vino la primera gran decisión (se divide en Pilillas o Cequia) cogimos la de la derecha; ahora o me acuerdo cual era de las dos. Empezamos a subir, subir, subir, subir, y de pronto ya nada me sonaba... (mientras noe iba de copi al lado escojonada de risa por mi desorientación.
Y, aquí vino lo mejor. decidimos preguntar. En lo altaco del tó habia una pequeña casa de la cual no paraban de salir y entrar cabras a su libre albedría y salio un hombre (muy muy muy peculiar) con el pelo to desaliñao y la cara muy colorada, y le pregunté que por donde tiraba para volver al centro del pueblo, a la cual es contestó: "¿De donde sois?". "De alcalá" le dije. el hombre me miró extrañado y añadí: "De Alcalá La Real" "estaba buscando un bar que hay en el centro junto a la iglesia y creo que he cogido la dirección equivocada, cómo vuelvo al centro de Ermita Nueva?" a lo cual se pegó mas a la ventanilla de noe (quien estaba ya algo inquieta) Y nos dijo: "pasad y os tomais un vasico de vino" (ahora comprendo el porqué de su color de piel).
Noe y yo nos miramos medio acongojados ya dijimos los dos a la vez: "NO, gracias, es que llevamos algo de prisa" y ya bajamos, suspirando y escojonados por la situación, la cuesta que el hombre "creo" que nos indicó. El café fue en Café Bar El Hogar, y la partidita de cartas en la mesa central estaba al rojo vivo. con lo que el camarero tardaba un pelín más en servirnos ese "fresquito café" que nos tomamos. Y el resto ya es lo típico que se suele uno encontrar en un bar de aldea; Crucifijo con pesetas y monedas varias colgado en la columna central, cientos de copas y trofeos en estanterias de cristal por dentro de la barra, etc.... y NO, este tampoco tenía la obligatoria caja de Huevos Kinder pa que el niño de turno le caliente cada vez que vaya la cabeza a su padre.
Próxima estación café en La Rabita o San José.

2 comentarios:

El_Rafa dijo...

Cuando he leído lo de las cabras me esperaba lo peor (o lo mejor, según se mire).Necesitas un Gilipollas que se Pierde Siempre (GPS) para acompañarte en tus periplos aldeiles

Lenmelon dijo...

Idilicas excursiones.