domingo, 25 de enero de 2015

Vendiendo "Raíces" por "Necesidad"



Calefacción, ordenador, ropa recién lavada, doble acristalamiento, ... "imprescindibles"


Pero, ¿Cómo habían sobrevivido los Amid hasta entonces sin crema para el acné, colonias, galletitas, etc? La televisión le había abierto los ojos a un sin fin de "imprescindibles" que ellos no poseían.

Y más o menos así (con todas las consecuencias que eso acarrearía) es lo que estoy viendo venir al terminar este "Peldaño Uno" del maravilloso libro que el otro día me regaló un señor muy alto "que sabe mucho de tó". 




Tema demasiado candente estos días y que, al igual que comprendí muchas cosas sobre el nazismo y sus orígenes cuando vi la película DAS WEISSE BAND (a pesar de la mosca cojonera que tenía sentada detrás), espero me lleve a comprender algunos aspectos sobre algunas de las circunstancias que mueven a jóvenes islamistas a "encomendar su vida" a ese Dios que le han enseñado a adorar desde muy pequeños, y por el que cualquier sacrificio es insuficiente. 
Cada individuo tendrá, seguramente sus propias circunstancias ramificadas desde su origen para terminar en la copa de un árbol simbolizado por un cinturón de explosivos atado a su cuerpo o algo peor. Pero lo que sí creo que este libro me está dejando claro desde el primer momento, es que el ansia, el qué dirán, la "necesidad" creada por un sistema consumista en extremo, etc... son los culpables de gran parte de esta desviación de nuestra propia naturaleza como ser humano, rodeado de recursos y autoabastecimiento, para acabar en desesperación para que a ti y a los tuyos no les falte de nada (de ese "nada" que antes ni conocías que existía y eras tan feliz)

Sigo esnifando este gran libro (aquí os dejo el primer capítulo que regala el autor en su pagina web) que sé que me va a venir bien... ¡Hasta pronto y LEED!

                                                                                                                 Continuará...

lunes, 19 de enero de 2015

NATURALMENTE



(fte: http://www.oriqin.com.sg/)


Tu "DIOS" es mi "DIOS", tu sol es mi sol y da vida a todo. Tu mar moja mi mar, que juega con mis ríos, que también son los tuyos. Las nubes, con las que juego empujándolas a soplidos, llegarán a tu cielo, que también es el mio; y esta vez van acompañadas de una sonrisa altruista que no entiende de idiomas ni distinciones. 

Basta ya de ver demonios en las palabras; alfileres oxidados en mapas inventados, desprecio en ventanas abiertas, insultos en la belleza, belleza en la oscuridad, bombas en margaritas con final feliz, ... ¡BASTA YA!

Nuestra noria gira en la misma dirección, riega nuestra misma tierra; naturaleza sin dueño, sin firmas, ni tratados, tan solo naturaleza. Su profundidad no es nuestro castigo, su altura no es nuestra recompensa; tan solo es NATURALEZA; la madre, y TODOS nosotros somos sus hijos.





                                                     "mi nube es tu nube; es SU nube" 
                                                                                (Ángel Raúl)

sábado, 10 de enero de 2015

Tres Veces Seis




De nuevo los dados marcaron un seis. - ¡Ja, tienes que abrir la barrera!- le dije con ilusión (aunque pensando " ¡a ver si esta vez es "la buena!") Y de nuevo me adentré en su camino, me puse frente a él, a tiro.
Cuando ya te han comido un par de veces, a la tercera que pasas lo haces como saltando al vacío, sin mirar atrás, lo más rápido posible y sabiendo que el lobo de la incertidumbre está detrás y aún no tienes claro si es doméstico o su lado salvaje terminará de nuevo por echarte de la partida. Pero ¡ahí estás! te ha abierto la barrera y tu, sin más y pese a las advertencias del verde y del amarillo, pasas delante del rojo, dejando de nuevo tu destino a la suerte de un dado lleno de kilómetros y libres albedríos. Deseando que esta vez los colores se fusionen en armonía, algo que sabes ya difícil por el interior de uno y el exterior del otro. 
Pero la partida continua, y quedan aún muchas barreras por desbloquear, muchos colores intermedios por descubrir. "¡P'alante, tira el dado que  de nuevo te toca a ti!".


dos...

lunes, 29 de diciembre de 2014

El Viento Que Aceleró La Caída




Buscando la inflexión.

El Viento Que Aceleró La Caida

Y seguramente fuera  por esas tierras de subidas y bajadas; tan ventosas, tan gastadas, tan bebidas, tan indeseadas.

Ya nunca más brillarían esos lunes, de salitas cineadas, de suculentas cenas, y deshoras disfrutadas. 

Se tambaleó la primera, agachando su mirada, aún la segunda no vio lo que aquello acarreaba. 

Vientos desenvasados, decisiones lastradas; dominós  verticales con fichas desordenadas.

Clavos verdes y cercanos, caen cada mes en tus manos. Clavos llenos de mentira, de ilusiones en vano. 

-Mi mano es tuya, lo sabes; aquí estoy yo "como hermano"-  De nada sirven mil cuerdas de un buen violín mal usado.

Y otra ficha que cae, y otro juego mal buscado y otra partida vacía poniendo mi alma en tu mano.

Elegí aquel molino; aquella veleta de guano; de cagadas ya resecas de un destino muy llano.

Tumbé la ilusión sin ruido, no quise ni maquillarla; ni me molesté siquiera en intentar levantarla.

Soy tu hermano, tu amigo, tu palmada en la espalda. Eres mi hacha, mi guillotina, mi desalmada guadaña. 

Ya se mueve el cinco doble, ya veo venir mi tragedia, ya han pasado unos años desde que bailé con ella. 

Este viento sin descanso, sin vacación ni frontera, está batiendo su récord, sin percibir la tragedia.

-¡Paso ya, no quedan fichas que igualen esta guerra; ni seis doble, ni tres ni cuatro, que no echen cuerpo a tierra!- 

La partida ya termina todas ligan con su ficha; hay dos, hay seis o tres doble; hay de amor y mi desdicha. 

Elegí sentir el viento, alejado del seguro, de este rifle tan volátil que nunca me hizo más duro.

Con miedo a circular en redondo en tu tapete, me ahogo en tu pozo de blancas, de fichas sin remitente.

Ya esta hecho, ya has cerrado la partida de repente, ya el viento ha  jugado sin guadaña a ser la muerte.

El viento trajo el astío, de saber que fui más fuerte, que tu corazón fue mío  pero que jugó sin suerte. 

Este juego ya se acaba, ya no hay hueco en tu mesita, de palmadas sin abrazos, y de quedadas sin citas.

Ya no seré bipolar, ya estaré siempre vuelta, de mi cara más negra para ver quién me acierta.

No me fío, ya lo sabes, ya hubo tarde en la huerta, de verdades con puñales, de pirámides sin puertas.

Sigo bailando en mi césped, de piscinas sin cubiertas, de llanuras sin caballos, y de verdades muertas.




lunes, 22 de diciembre de 2014

Siete + 1 Mi casa... Mi gente


"el B"


 - ¿Has traído la autorización firmada? - Si Don Antonio. ¿Habrá que llevar merienda? - Si, llevaros merienda y agua o refresco que en allí en Fátima y en Los Llanos hará mucho calor.
Y, ese día si que eramos puntuales. Día de excursión. Y allí estábamos al pie del cañón Mota, Nacho, Vale, David Jesús, Aranda, Marchal, Juan Javier, Pili Peñalver, etc.
Iba a ser un día completo pues a la salida habíamos quedado para jugar a corea (a la verdad, a la que si se queda en trompo en medio del circulo y uno te lo saca se lo quedaba; y no veas la lástima que daba perder tu trompo. Era época de alijón de burro afilado)

Coincidía la excursión con el cumpleaños de Mercedes Llorca. así que también nos repartiría un par de caramelos a cada uno y el resto el profesor los sortearía como siempre con un número escrito a escondidas y los caramelos para el que lo acierte. ¡En definitiva, más tiempo libre fuera de clase!

Y así fueron pasando los primeros años de E.G.B. y ya en la segunda parte de primaria (6º, 7º y 8º) nos trasladaban al edificio de arriba, donde el internado, ¡ya eramos más mayores! Nuevas asignaturas, maestros específicos para cada una de ellas, e incrementaba la dificultad de las materias con una progresión vertiginosa. En fin, tampoco fue tan difícil pasar aquellos años sin quebrarse mucho estudiando. Don Francisco, Don Juande, Don Juan, Don Rafael, Doña Isabel, Don Adolfo, etc... ¡Gracias!

Aquellas raíces de la infancia están sumergidas en lo profundo de nuestra mente para siempre; recuerdos, sueños que nos transportan a aquellas frías clases donde solo "algunos privilegiados" pillaban algo de calor de la estufa del maestro, aquellos rezos en mayo, las canicas, los mini partidos de fútbol, las olimpiadas escolares, quién te llevaba a clase, quién te recogía, y todas aquellas tardes de quedadas con los de tu clase para dar una vuelta en bici, o echar un partido de fútbol hasta el anochecer.

En fin, había otro aprendizaje esos años, después del cole; entre juegos, aventurillas de barrio, amigos, y callejeo, que más quisieran los "aNintendados" y "playstationeros" niños de ahora vivir. Crecimos a base de inventar juegos, hacernos "essollones" en las rodillas y codos, ocupar los parques con "deportes" improvisados, e imaginar, sobre todo imaginar.

El sábado por la noche volví a reencontrarme con aquellos amigos, con aquellos maestros de mi infancia, y sobre todo con aquellos recuerdos e interminables anécdotas que tanto forjaron la forma tan variada en la que cada uno ha aprendido a ser PERSONAS. La vida nos ha repartido a cada uno por diferentes rincones, situaciones, familias, trabajos; como una maquina de lanzar pelotas de tenis con dirección aleatoria. Pero el pasado sábado todos volvimos a ser "el B", aquella promoción del 77 que siempre fluirá como savia fresca por nuestras venas.


¡GRACIAS A TODOS Y HASTA LA PRÓXIMA!



jueves, 18 de diciembre de 2014

Desde Fuera



Evitando las miradas (sin robarse el alma)


Ella evitaba mirarlo a los ojos. De siempre había leído el alma de la gente por esa puerta y quería evitar que con ella hicieran lo mismo. El ya estaba acostumbrado a ese hurto desde dentro y casi siempre miraba a un punto fijo cuando hablaba con los demás, como si de un invidente se tratara; cosa que a muchos molestaba. - ¿Me estás escuchando? - replicó la sueca. - ¡Si..si, sí quieres te repito todo lo que me has dicho! - contestó el de aquí. Evitaban abrirse del todo (más vale saborear que atragantarse), en eso coincidían. Y así entre posos de buen vino, aliños y risas se podrían tirar toda la noche y, si sus "inevitables" obligaciones diarias no se lo impidieran, también todo el día. Pero siempre siendo él y ella. Nunca fueron ELLOS. 

domingo, 7 de diciembre de 2014

Voces (Ellas // Yo) (Espejos)




Y por más alto que hables a centímetros de mi hace tiempo que aprendí a filtrarte. Lo que ves no es lo que escucho; tu ves lo que yo tan solo oigo. No soy tu valle con eco, no soy tu frontón ni tu espejo. 
Tu estás ahí por mi blindaje externo, domado por mi "servicio y obediencia", pero yo no estoy a tu lado. Alzas la voz apuntando hacía mis oídos, y por más que note tu rancio aliento intentando transportar tu ego, ya es tarde, ya estoy fuera de pago, ya no soy ese niño que "te llena" desde enfrente. 
A esas horas donde la "a." ha vuelto a tumbar a la "p." solo quiero tener su compañía; la de las personas que llenan de magia mi lámpara sin pedir nada a cambio, la de los que no "son mis amigos", la de las que me "reojean" y se preocupan.  ¡Julián ponte otra que ya vendrán los buenos!