martes, 16 de diciembre de 2008

¿Amor?

No os habeis preguntado nunca ¿Cúanto cuesta el amor? (no P_ _ e, 42€ no, no me refería a eso)

Hace ya años, ultimo lustro de los 90 estuve saliendo con una muchacha, una muchacha cuyo amor inicial por mí era tan grande que quemaba, podía incluso rozar la sana obsesión. Todo era maravilloso, mismos amigos, mismas fiestas, mismás películas, mismas inquitudes por conocer y saber hablar con la gente... genial vaya. Pero (si, si... tenía que haber un pero..) Se aproximaba ya el nuevo milenio y el efecto 2000 nos pasó factura...Ella estaba de beca Erasmus en Southampton y yo estudiaba hostelería en Jaén.... demasiada distancia, demasiadas manzanas para nuestras jovenes bocas hambrientas... Ella se lio con un británico y yo, yo no sé ya ni el devenir que cogí que me lié con todo lo liable después. Por supuesto rompimos, cercanos los frios y los turrones, y al poco febrero o así me entero que está saliendo formalmente con un buen mozo; Y que se vé que no fue cosa de la noche a la mañana, ¿eh?

Bueno, y direis... que tiene que ver este tostón con el titulo e inicio de la entrada... Pues sí... una de las cosas que me jodió en mayor medida en nuestras conversaciones posteriores fue cuando me argumentó que EL, el nuevo, tenía coche, y estaba ya en tercero de empresariales, o algo así... Madre mia...
Ahí comprendí, que digan lo que digan, al final el amor involucra de una forma u otra a tu tarjeta de crédito, cuanto más dorada sea... más constante y seguro tendrás ese amor...

Me despido de esta frivola actualización DESEANDO EQUIVOCARME EN MI REFLEXIÓN FINAL!!!!
Un abrazo y bienvenido, seas quien seas.
ruyelcid

2 comentarios:

chicode30 dijo...

Todo tiene un precio en la vida y el amor... no es cosa distinta. Saludos y suerte en la andadura bloggera. Ya te mandaré algún artículo para que me lo publiques (y concretaremos temas de derechos de autor, jajaja).

Nono Vázquez dijo...

Por cierto, Felices Pascuas.