jueves, 19 de enero de 2012

¡Lo Que No Leí!





Sentado, de forma que la luz natural le entrara por la espalda, leía sin leer un "libro libre" que no acababa de convencerle. 

Sorprendido aún, contemplo como en diez meses que lleva jubilado, mi padre ha devorado ya más libros, muchos más, que yo en toda mi existencia. Y no es que el siempre hubiera leído libros y ahora haya retomado con más pasión este sano hábito, ¡no! Es por eso por lo que estoy estupefacto y, por qué no decirlo, con alguillo de envidia. ¿Cómo lo consigue? ¿Cómo se calma, se relaja, se pone las aletas, el traje de neopreno y la bombona de oxigeno y se zambulle en las relajadas profundidades de un buen libro? 
A ver, a mi me encantan los libros, la lectura y la gente que lee y disfruta; pero lo que tengo es un gran desajuste estructural en mis prioridades "hobbieciles".
-"¡Voy a echar un rato de lectura!" bueno no, que hace muy buen día; ¡Voy a correr un rato! en verdad lo que me apetece es coger la cámara de fotos y dar una vuelta en plan contemplativo, mira mejor me quedo escribiendo un rato en el Pc y viendo alguna peli o serie aquí"- 
   Total, que al final después de querer hacer de todo... acabo no haciendo nada. Por eso he disfrutado esta mañana mientras andurreaba por el pasillo mi casa y he visto esa imagen a contraluz de mi padre disfrutando de un rato tranquilo de lectura. Y me he dado cuenta que, al fin y al cabo, no es tan tan mala la jubilación como me estaba haciendo en mi mente; tiene muchos momentos que te llenan y que antes con el estrés de la vida en activo ni se te pasaban por la cabeza. 
Ya estoy pensando cual será el próximo libro que le "libere" del bookcrossing para que mi padre se sumerja de nuevo en intemporales océanos.

4 comentarios:

CINEXIM dijo...

Pues porque no tiene un blog o un facebook, que resta mucho tiempo... Yo reconozco leer mucho más en verano-sobretodo en la playa-, y así me desintoxico un poco de tanto ordenador.


Un abrazo!!!

ruyelcid dijo...

¿¿Llegaremos a ese estado de JUBILACIÓN, tiempo para HACER, hobbies, ocio, oxígeno, y contemplar las cosas "quietas" a nuestro alcance, no "encima nuestra, casi aplastándonos"???

Elba dijo...

Pues lee cuando te vayas a la cama que allí ya no hay nada que te distraiga hasta que el sueño se apodere de tí :)

A mi tambien me encanta leer el domingo por la mañana recién levantada, solo es encontrar el momento y el lugar que te satisface más.

Y bueno en mis viajes de autobus tambien leo muchísimo, tampoco será tan malo no tener coche digo yo :)

Annie dijo...

Me encanto el foto y las palabras. Axxx