martes, 16 de febrero de 2010

EL CORTEJO (II)



Llegados ya a la fase de reconocimiento de la batalla perdida, pasamos a nuevas directrices a seguir en el arte del cortejil.
Una actitud que volvió a reaparecer el fin de semana pasado en "conversaciones de barra" fue la de "estar tranquilo con los amigos" que ya vendrá todo poco a poco.
Yo, la verdad, aunque la veo la más gustosa y menos trabajosa de las actitudes, no creo que sea del todo muy fructífera si el cortejador, no hace nada para que se vea que está en plena "primavera" y con ritual amatorio predispuesto a salir a la luz en cualquier momento; sobre todo si no eres guapo y tiposo, con lo cual tendrás que dejarte los cuernos a base de "trompás" en plena berrea, que para el ser humano dura todo el año.

Indaguemos sobre otra técnica, más fácil, aunque arriesgada a la vez, que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. La Bisexualidad.
Aunque es un tema espinoso, porque a la mínima hieres la sensibilidad de la gente. El ser bisexual, o el "convertirse en" como en los últimos tiempos, implica una apertura de opciones bestial para las posibilidades del cortejeador en cuestión, con el consecuente recorte de opciones para el hetero de turno. Es como jugar un partido, mitad con la camiseta del Real Madrid, y la otra mitad con la del Barsa, pillas "satisfacción" por alguna de las dos partes seguro.

Pero bueno, de nuevo con resignación, vuelvo a ver estos días los ríos y pantanos del arte amatorio desbordados por las intensas lluvias, y con el cauce perdido.
Deseando que finalice la época del "monzón" y de nuevo los colibríes y colibrías campen mucho más a sus anchas con una visión externa e "interna" mucho más profunda y analítica.

Un abrazo y recordad: el amor no es una estadística ni su consecuente gráfico, el amor es un arte, don, o capacidad que los "animales en general" llevamos innatos en nuestras personas, y que cuando se desata el lazo que lo sujeta dentro de nosotros, se desboca, crece e intenta mostrarse con la mejor de sus caras.

5 comentarios:

JuanMa dijo...

PUES HABRÁ QUE HACERSE BISEXUAL ENTONCES.

Lenmelon dijo...

A mi es que el rollo bollo...

tatiana dijo...

Hola!!!
Buen día mi nombre es Tatiana soy administradora de un directorio de webs y blogs, estuve visitando tu página y
me parece muy interesante, me gustaría contar con ella en mi directorio, si así lo deseas no dudes en escribirme
tajuanchita@gmail.com
Un beso. Saludos.

mariapahn dijo...

¡ Y qué más quieres Baldomero ! aaaaaay Raulillo vaya entrada buena... Yo estoy contigo en casi todo lo que expones y qué quieres que te diga si yo soy toda AMOR, por cierto ¿hay sexo en el amor? ¿hay que ponerle órganos sexuales al amor? yo estoy en que no, pero claro... como es una opinión, es total y absolutamente subjetiva, pero como es mía ¡ me mola !

Un besito grande

p.d: a mi me pareces tú guapo y tiposo ¿lo eres?:-)

CINEXIM dijo...

Bueno, en primer lugar gracias por ponerme en contacto con la fan burtoniana, espero que le gusten las entradas y no le defrauden.

En segundo lugar, celebro que ya tengas el libro de Hitch por Truffaut. ¡¡¡Es la Biblia!!! es un clásico, después te recomiendo el de Charlotte Chandler!!!

Por último, con lo de la bisexualidad me has dejado k.o. en el sentido que yo no lo veo como una técnica, sino como algo que que puede ser innato a una persona. Puedes herir a la gente como lo puedes hacer diciendo que eres homosexual, aunque creo que está peor visto.

Bueno, ya me he puesto a filosofar...

Un abrazo!!!