lunes, 16 de noviembre de 2009

MORAL EN BARRA

¿Hasta que punto puede una persona ser "él mismo"?
¿Debemos dominar nuestros impulsos a la hora de hablar, actuar o expresar algo? o por el contrario? ¿Somos más "humanos" expresando las cosas y diciéndolas tal y como las pensamos?

En mi, muy personal, opinión, y algunas "barras" ya de experiencia, uno debe de oír, oír, oír, y nunca soltar lo primero que se nos pase por la cabeza al "receptor" en el proceso de comunicación, sin pensar en las consecuencias de lo que se va a decir, y si el tipo de lenguaje se adapta al contexto socio-cultural de la situación.

Por ejemplo: Uno no puede estar sentado en un bar, enfrente de la comisaría de policía, a la hora típica en la que toman el desayuno los susodicho..y soltar:"... pues ayer después de inflar a ostias a mi mujer, bajé a la tienda que hay debajo de mi casa, le pegué dos navajazos al dependiente y fui y me lo gasté todo en coca..." y pagar tu café e irte tan pancho creyendo que eso no va a tener después ninguna consecuencia.
Pues a eso me refiero, que el trato, expresiones, peculiaridades, modos que tengan tu repentina e incontrolable actitud, aunque para ti sean, tal vez, una forma de naturalidad (el típico "yo soy así y punto") otros, en otro contexto social, diferentes creencias, temperamentos o "talantes", se pueden sentir muy ofendidos por alusión, o desconocimiento del contexto socia-cultural de la persona que se expresa... (todo eso lo machacan mucho en los libros de lengua en los años de instituto)

Resumiendo: "acción - consecuencia, acción - consecuencia, acción - consecuencia" (es algo que me dijo un amigo hace ya unos años.. y siempre permanecerá en mi mente.

4 comentarios:

Lenmelon dijo...

Vigilancia a las palabras.

Refe Arezagui dijo...

El "yo soy así" se convierte en una peligrosa arma de doble filo en la que mucha gente se refugia para joder o para ser directamente gilipoyas; con ese cheque en blanco muchos se permiten el lujo de hacer, decir y tratar a la gente como les da la gana, si encima a eso de "yo soy así" se le suma la coletilla "ya no voy a cambiar" ya tenemos el imbécil perfecto. No sé quien nos metió en la cabeza que somos como árboles, siempre plantados, estáticos... Pero creo yo que para algo tenemos pies -físicos y mentales-.

Jeje, por cierto... No era especialmente gris la entrada... Fíjate que mi intención era hasta de positividad... jejeje

CINEXIM dijo...

Yo suelo ser bastante prudente. de vez en cuando pierdo los estribos, es muy cinematográfico, pero luego siempre me arrepiento. Quien me conoce siempre dice que soy muy políticamente correcto...

Respecto a las actualizaciones, me gustan que las semanas sean temáticas, porque así no me pierdo, tengo como un hilo conductor y una peli, me suele llevar a otra. Los comentarios los saco de los libros de cine que leo. No me gusta nada hacer crítica de cine, prefiero exponer algo que me llama la atención y que la gente opine al respecto.

Un saludo!!!

El_Rafa dijo...

Es como si tras perder al trivial le pegas al ganador una patada en sus santos cojones coronando la agresión con un "en mi casa jugamos así, masculillo al que gane".
Así que barra libre con la excusa de "yo soy así"